miércoles

Un ser interesante

Cuando el "no valer para nada" invade tu interior dejando un peso blando y gelatinoso, espeso, sin poder pelear ni siquiera con el otro lado del espejo que es tu parte atrevida, creativa, feliz.
Se hallan en tu interior ya una serie de puertas que has creado de la nada pra contener esa obstinada sensación de flash back de hilos que se entrecruzan de manera oscura, pesada, que te acorralan contra una silla tras una puerta.
En custión de segundos puedes pasar de comerte el mundo a "no valer para nada".
Realmente eres un ser interesante, gracias.

Cuando el "no valer para nada" invade tu interior dejando un peso blando y gelatinoso, espeso, sin poder pelear ni siquiera con el otro lado del espejo que es tu parte atrevida, creativa, feliz.Se hallan en tu interior ya una serie de puertas que has creado de la nada pra contener esa obstinada sensación de flash back de hilos que se entrecruzan de manera oscura, pesada, que te acorralan contra una silla tras una puerta.En cuestión de segundos puedes pasar de comerte el mundo a "no valer para nada".
Realmente eres un ser interesante.

16 > > > > Centímetros:

Un paseante dijo...

Uf. No sé muy bien qué decir. Ya, entonces para qué digo nada, pero...
No sé si esto es "autobiográfico", puede que sí. Aunque no te valga de mucho, te recuerdo que somos, o debemos ser, como esos muñecos con un contrapeso en las patas: a cada hostia que nos dan, volvemos a la verticalidad. A llevarlas de nuevo. O hasta que la vida se canse, vaya a joder a otros y nos deje vivir en paz. La dignidad, siempre.

Tesa dijo...

No tenías que haberte molestado en traducir
...ya había captado completamente la idea cuando le he dado la primera pasada al arameo.

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Valer, todos valemos para algo... algunos para muchas cosas...

TORO SALVAJE dijo...

En el mundo de hoy "no valer para nada" es un buen síntoma.
Los que valen suelen ser esclavos.

Saludos.

Mcartney dijo...

Güalker:
Cuando se llora por dentro la única que te queda es escribir.
Algunas personas humanas que lo lean te pueden alumbrar con su luz.

Vecina alcalaína:
Tu luz siempre es tranquilizadora.

Orientador:
Hola y gracias.

Bull:
Es una manera muy chula de verlo.

Perdón a todos por las disculpas.

Anele dijo...

En el texto con simbolitos te faltan dos letras.
Lo traduje por si no era lo mismo...
;)

Me dió mal rollo cuando lo leí, ahora me da lo mismo pero vamos que supongo que eso nos pasa a muchos...

Mira que reformar una cafeteria con mi nombre también es casualidad...

Mcartney dijo...

Anele:
Los idiomas no se me dan mal, pero el traductor de windows no es un dechado de perfección que se diga.
Tengo una hermana que tambien se llama "cafetería".

gatuna dijo...

interesante no sé si lo será, pero muy habitual desde luego

Miguel Baquero dijo...

Es bueno sentirte grande en un momento y al siguiente un zopenco. Me parece propio de gente inteligente y te ayuda a relativizarlo todo. Sólo el idiota, completamente idiota, está convencido de que es un tipo inteligente, instruido, capaz y sin tacha alguna

NoSurrender dijo...

Decía Rilke, uno de mis poetas favoritos, "¿quién habla de victorias? sobrevivir lo es todo"

Y creo que no hay más. No. Nos levantamos y vuelven a hostiarnos, y nos volvemos a levantar.

Nos vemos en la lona, salud y ánimo!

Mcartney dijo...

Catter:
Llorar es habitual a partir de cierta edad, claro.

Mike:
LA propia palabra "zopenco" ya te hace relativizralo bastante como bien dices.

Lizard:
Nos eguiremos viendo.

Caruano dijo...

Sir Paul, leí tu post hace un par de días y no supe qué comentar. Sigo sin saber qué decir, pero aquí estoy.
Quizá se me ocurra algo más tarde. Un afectuoso saludo.

Mcartney dijo...

Caro Caru:
Creo que yo tampoco hubiera sabido qué decir.
Quizás aquéllo de:
"Cuando en mi moneda salga cruz,
resistiré"

Un paseante dijo...

¿Qué, nos animamos o seguimos así? Venga, coño, que ya casi es viernes. Ah, y habrás visto que los centímetros ahora son 14. Lo digo por aquello de "trece: mal número si no crece"

Mcartney dijo...

Güalker:
El trabajo mal remunerado me copa.
Pero las venas me las he dejado largas.
Que no cunda el pásnico.

lopillas dijo...

Ya llegó la primavera, ándele!
Sigue sin gustarme esa frase que encabeza los comentarios, losepas
Besote, ser interesante