jueves

Los nuevos ministros y las soluciones a la crisis


Juzgando por los síntomas
que tiene el animal,
bien puede estar hidrófobo,
y puede no lo estar.

Y afirma el gran Hipócrates
que el perro en caso tal
suele ladrar muchíiiiisimo......
o suele no ladrar.

Con la lengua fuera,
torva la mirada,
húmedo el hocico,
débiles las patas,
muy caído el rabo,
las orejas gachas ...

Todos estos signos
¡ pruebas son de rabia !,
pero al mismo tiempo
bien pueden probar
que el perro está cansado.......
de tanto andar.

Doctores sapientísimos
que yo he estudiado bien
son, en sus obras clínicas,
de nuestro parecer.

"Fermentus virum rabicum
que incorpurus canis est,
mortalis sont per accidens,
mortalis sont per se".

Para hacer la prueba
que es más necesaria,
agua le pusimos
en una jofaina
y él se fue gruñendo
sin probar el agua.

Todos estos signos
¡ pruebas son de rabia !,
pero al mismo tiempo
signos son, tal vez,
de que el animalito......
no tiene sed.

Y de esta opinión
nadie nos sacará.
¡El perro está rabioso!.....
¡O no lo está!
___________________
"El Rey que rabió"
Coro de Doctores de la zarzuela cómica en tres actos y ocho cuadros, con letra de Miguel Campos Carrión y Vital Aza y música de Ruperto Chapí, estrenada el 21 de abril de 1891 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid.

2 > > > > Centímetros:

rockdelgo dijo...

Libros sapienciales!!
Tienes un premio en mi blog. saludos!!

Tesa dijo...

...Muerto el perro, se acabó la rabia